La Nota Roja
Abel galván

Suplen a fiscal para la desaparición forzada


 

Asume Martha Lidia Pérez Gumercindo titularidad de la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de la FGR,  en ausencia de Abel Galván Gallardo, quien recientemente se separó temporalmente del cargo “por necesidades del servicio”.

 

Martha Lidia Pérez

 

Pérez Gumercindo, exfiscal para la atención de personas desaparecidas de la Fiscalía General de Veracruz, dará seguimiento a los casos en curso, como el de los 30 marinos de la Unidad de Operaciones Especiales de la Secretaría de Marina detenidos en abril de este año por desaparición forzada de personas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en 2018, de los cuales 12 salieron en libertad la primera semana de noviembre, tras obtener un amparo, informaron fuentes ministeriales.

 

En el 2020, Martha Lidia Pérez Gumercindo renunció a la Fiscalía Especializada en Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas de la Fiscalía General de Veracruz, en medio de confrontaciones con organizaciones sociales y colectivos de búsqueda de personas del estado.

 

Durante la gestión del exfiscal Jorge Winckler Ortiz, considerado prófugo de la justicia, Pérez Gumercindo ocupó diversos cargos en la fiscalía, entre ellos el de agente del Ministerio Público (MP) en Delitos contra la Libertad y la Seguridad Sexual y contra la Familia en los municipios de Martínez de la Torre, Xalapa y Tantoyuca, así como el de fiscal de la Unidad Integral de Procuración de Justicia.

 

Cabe mencionar que, el fiscal para la Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de la Fiscalía General de la República (FGR), Abel Galván, se separó del cargo desde el 18 de noviembre.

 

Con proximidad al reciente revés judicial, luego de que 12 de los 30 marinos detenidos por la FGR obtuvieron un amparo que les permitió recobrar su libertad.

 

Galván Gallardo abrió el año pasado una investigación en contra de los 30 marinos en activo, que al parecer participaron en la desaparición de cuatro víctimas, en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, en 2018.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *