Matan a mujer extranjera afuera de una clínica


La ráfaga de disparos alarmó al personal médico de una clínica de Guayaquil. Un poco antes de las 07:00, dos desconocidos con armas de fuego irrumpieron en la casa de salud. Primero se identificaron como policías y luego sometieron a los guardias.

Los testigos cuentan cada detalle. Dicen que preguntaron por un paciente y se dirigieron al segundo piso. Recorrieron los pasillos con un fusil y una pistola. Llegaron a la habitación donde supuestamente estaba el hombre al que buscaban y descargaron al menos 16 proyectiles.

Quienes vieron lo que ocurría aseguran que la balacera se escuchó en todo el edificio y que los pacientes que se encontraban cerca se lanzaron al piso y otros se escondieron detrás de las puertas. Afuera, un vehículo blanco esperaba a los sospechosos.

La Policía confirmó que se trató de un ataque de sicarios que buscaban a un hombre que sufrió un atentado en Posorja, una parroquia de Guayas. Él había sido atendido en esa clínica y dado de alta horas antes del ataque armado.

En su lugar fue asesinada una mujer extranjera que había llegado a la clínica por un tratamiento renal. Los investigadores indican que los pistoleros se “equivocaron”.

Los agentes organizaron un operativo para rastrear a los armados y no descartan un nuevo choque entre bandas.

Este tipo de asesinatos se ha convertido en la principal causa de muertes violentas en Guayaquil. Datos oficiales indican que en los cuatro primeros meses de este año, en el Puerto Principal, fueron acribilladas 201 personas. El 60% de estos hechos se originó por disputa de bandas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.