Tras casi un año de investigación, personal de la SSC y la FGJ, cumplimentan seis órdenes de aprehensión; ya suman más de 40 personas detenidas, relacionadas con la venta y distribución de drogas, en el centro de la Ciudad de México


Entre los detenidos se encuentran cuatro servidores públicos de la SSC y uno de la Policía de Investigación del Estado de México

A fin de evitar la venta y distribución de narcóticos, esta mañana, policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), en coordinación con agentes de la Policía de Investigación (PDI) de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), ambas de la Ciudad de México, cumplimentaron seis órdenes de aprehensión por la probable comisión del delito de asociación delictuosa; cinco contra servidores públicos y dos reaprehensiones de personas en reclusión, una de ellas que se cumplimentará en las próximas horas.

Luego de análisis estratégicos y trabajos de investigación que iniciaron en junio de 2020, fue posible identificar a cuatro servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, entre ellos un mando directivo, y un elemento de la Policía de Investigación del Estado de México, quienes posiblemente brindaban protección e información a integrantes de un grupo delictivo.

Como parte de esta investigación, hasta el momento han sido detenidas más de 40 personas vinculadas con un grupo criminal dedicado a la venta y distribución de narcóticos en la zona centro, se han realizado 18 órdenes de cateo en las alcaldías Venustiano Carranza y Coyoacán, y se han asegurado alrededor de 5 mil 237 dosis de aparente droga, así como siete armas de fuego.

Cabe mencionar que, entre las dos personas con orden de reaprehensión, se encuentra un hombre y una mujer que fueron detenidos en noviembre de 2020, identificados como posible líder y operadora de la organización delictiva, relacionados con la venta de narcóticos y el embalaje de los mismos.

Por otra parte, los cinco servidores públicos aprehendidos fueron trasladados al Reclusorio Preventivo Varonil Norte, y en todos los casos se les notificó del mandamiento judicial en su contra y sus derechos de ley, antes de ingresarlos a los reclusorios correspondientes.

Las personas mencionadas en este comunicado se presumen inocentes y serán tratadas como tales en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el Órgano Jurisdiccional, en términos del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Cabe señalar que dichas detenciones se llevaron a cabo sin uso de violencia y en estricto apego a los protocolos de actuación policial, uso de la fuerza y respeto a los derechos humanos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.